Jornada electoral en Dindalito se desarrolla en completa normalidad

Desde muy temprano los habitantes del sector de Dindalito al sur occidente de Kennedy, salieron a cumplir con el deber electoral, que en el día de hoy elige al nuevo alcalde de la ciudad, un nuevo concejo y juntas administradoras locales.

Según las autoridades, el desarrollo del proceso electoral ha sido en completa calma en lo que va transcurrido de la jornada, y se espera que continúe así hasta el cierre que permita conocer quiénes serán las nuevas autoridades a partir del 1º de Enero del próximo año.
Los habitantes del sector de Dindalito ejercen su derecho al voto en el puesto de votación Sumapaz, ubicado en el colegio Eduardo Umaña Luna, antes Villa Dindalito.

Anuncios

Soplan Vientos Progresistas en la Nueva Administración de Bogotá

Vanos han sido los esfuerzos de quienes con la descalificación de “guerrillero”, pretendían frenar el avance significativo de Gustavo Petro Urrego, en las preferencias de los bogotanos para llevarlo a la primera magistratura de la ciudad este 30 de Octubre.

Y han sido vanos, por muchos factores en contra e inconsistencias, por parte de los enemigos de la democracia y de los cambios significativos que requiere la capital de los colombianos.
Mientras Gustavo Petro, líder del Movimiento Progresistas, se hizo acompañar de candidatos a concejo y ediles que buscaron el mérito por la vía de la recolección de firmas, otros candidatos desconocidos en Bogotá, resultaron encabezando listas a concejo por el hecho de poseer nombre, apellido y dinero como es el caso del hijo de Horacio Serpa Uribe, hoy cabeza de lista del Partido Liberal, y que seguramente será electo, sin que se le conozca algún historial político o social en la primera ciudad de Colombia, pero así juega la democracia en las toldas de la burguesía. Dime cuánto dinero tienes y te diré cuántos votos sacarás.
Otro factor importante a favor del Movimiento Progresistas, es que la corrupción política se equivocó al tratar de imponer como candidato a Enrique Peñalosa, un ex alcalde del que la mayoría de los bogotanos, tienen poco que agradecerle, y se lo demostraron en el pasado debate cuando fue derrotado abrumadoramente por Samuel Moreno Rojas, pero hoy quisieron imponerlo a peso de encuestas y engaños, para desequilibrar electoralmente a los electores el próximo domingo.
Pareciera que en estas elecciones, los candidatos a la Alcaldía de Bogotá se pudieran definir como Gustavo Petro y los demás, pues mientras el candidato del Movimiento Progresistas se mostró respetuoso con sus adversarios y proponiendo ideas, los demás solo se dedicaron a descalificar las suyas y a recordarle a Bogotá, que Petro fue guerrillero.
Entonces para qué le piden a la guerrilla que se desmovilice, para qué le piden a la guerrilla que deje las armas y participe de los debates electorales, para qué, para decirle que se devuelva al monte y que hacen menos daños matando inocentes y destruyendo pueblos, que metiendo presos a los políticos corruptos como lo ha hecho Gustavo Petro, desde que salió a la luz pública con el voto limpio de sus electores.
Gustavo Petro fue indultado, indulto significa perdón y olvido para la nueva vida que comenzó, y lo importante no es lo que yo fui, sino lo que soy a partir del momento en que me comprometo a no pecar más, y Gustavo Petro lleva 21 años en la vida pública, y solo se le puede condenar por su pasado, pero jamás por su presente, porque es más honesto y tiene menos rabo de paja que aquellos que sin necesidad de haber sido guerrilleros, han derramado más sangre de inocentes en Colombia y han robado más a los colombianos, incluso, algunos vistiendo el uniforme de nuestras gloriosas fuerzas militares, que es más grave todavía.
A pesar del recorte que hacen de los números que tiene Gustavo Petro a su favor en las encuestas, éste sigue adelante en las preferencias de los bogotanos.
Ese aire se siente, esos vientos progresistas soplan por donde quiera uno camina. No sabemos dónde y cómo harán esas encuestas, pero lo único cierto es que por dónde se mete cualquier persona y pregunta, la respuesta es “A la alcaldía voy a votar por Petro”.
Muchos se consuelan diciendo que tiene propuestas populistas, incluso sus mismos contrincantes a la alcaldía, llaman populismo construir jardines escolares para los niños, llaman populismo construir hogares dignos para la tercera edad, y se preguntan descaradamente, de dónde van a salir esos recursos.

Esa respuesta es sencilla, los recursos salen de todo ese dineral que se roban los politiqueros de la ciudad, de todo ese dinero que se han robado de la calle 26. Pareciera que a ellos no les preocupara que se construyan hogares infantiles y mejor atención a los adultos, pareciera que les preocupara, es que les quede menos dinero para invertir en cemento y poder robarse los dineros públicos. Es que por ahí es el hueco y la calle 26 es fiel testimonio de ello, Transmilenio y los bolardos también.

Todas esas equivocaciones han hecho que el Movimiento Progresistas de Gustavo Petro, sea cada día más aceptado entre el querer de la ciudadanía bogotana, tanto que últimamente se nos han incrementado las llamadas preguntando por los candidatos de Progresistas en Kennedy.
En lo local es donde la gente no puede cometer errores, pues muchos a voz populi dicen que votarán por ejemplo, Gustavo Petro Alcalde y al Concejo por uno de la U, Polo, Conservador, Liberal o Verde. Eso es como votar por el agua a la alcaldía y al concejo por el aceite.
Gustavo Petro necesita de sus “amigos” para poder gobernar como Bogotá tiene que ser gobernada, por ello es bueno e imprescindible que se elijan concejales y ediles del mismo partido o movimiento del alcalde.
Cualquier candidato del Movimiento Progresistas, reúne las calidades para ser concejal o miembro de la junta administradora local, aunque en nuestro caso estamos respaldando a Yezid García Nº 4 en el tarjetón de Progresistas para el Concejo de Bogotá, y recomendamos que en Kennedy, la gente vote masivamente por Francisco Castañeda Nº 81 en la lista de Progresistas para la JAL.
Aunque la suerte está echada, creemos que la campaña se cierra hasta el momento en que se cierren las urnas, por eso no se puede bajar la guardia, aunque ese triunfo de Petro solo lo detiene el divino creador, porque ciertamente en esta época invernal, soplan vientos progresistas por la Alcaldía de Bogotá.
Informativo PBAD

Condena irrisoria para hombre que baleó a niño en Bogotá

El Juez 43 Penal del Circuito de Bogotá, condenó a Jonathan Gonzalo Rodríguez Cabezas a cuatro años y siete meses de prisión, por balear a un menor de seis años quien quedó afectado de por vida a causa del disparo.

Rodríguez Cabezas fue condenado por el delito de homicidio tentado con atenuante de ira e intenso dolor.
De acuerdo con la Fiscalía, el primero de octubre de 2010 Rodríguez Cabezas disparó contra una residencia del barrio Paulo Sexto de Bosa, sur de Bogotá, luego de un altercado que tuvo su padre con un vecino.
Una de las balas hirió en la cabeza a un niño de seis años que se encontraba en la azotea de esa residencia, lo que le ocasionó daños irreversibles en su habla y en su motrocidad.
Rodríguez Cabezas, de 28 años, purgará la condena en la Cárcel Nacional Modelo de Bogotá.