Desarrollo integral y derechos de las etnias afros en Colombia

El Chanero con ObatalaEl racismo en Colombia, más que un mito, es la realidad que muchas organizaciones étnicas denuncian sin que hasta ahora exista una posición clara frente al tema por parte del Gobierno Central, aunque estos grupos poblacionales reconocen muchos avances en esa materia, también denuncian falta de compromisos en la ejecución de las normas que establecen los derechos constitucionales de estas etnias, que al mismo tiempo, impiden la implementación de un plan de desarrollo integral para la población afrodescendiente tanto en el Distrito Capital como en la misma Nación.

En el caso de Bogotá, hay una tendencia marcada a segregar a los diferentes grupos étnicos que por diversos factores, se han visto en la obligación de refugiarse socialmente en la ciudad, donde con grandes esfuerzos se han ido acortando muy paulatinamente las diferencias que bien sea por costumbres, cultura o religión, hacen que poblaciones como la afrodescendiente tengan una mirada especial al interior de la población bogotana que aún le cuesta aceptarlos como tal.

Desde el momento mismo en que se promulgan leyes como la Ley 70 de 1.993, con la cual se reglamentó el artículo 55 de la Constitución Política de Colombia, estamos aceptando que sí hay racismo, regionalismo,  persecución y reservas hacia las costumbres que son propias de las diferentes etnias reconocidas en el país, especialmente con la población afro que a propósito la Corte Constitucional en su Sentencia T 422 de 1.996 planteo el reconocimiento de la población negra como grupo étnico y la discriminación positiva de los afro descendientes, sentando así, un precedente que puso conclusión al debate que se proponía sobre la aplicación del derecho colectivo contra la aplicación del derecho individual que permanentemente se incurre en algunas acciones gubernamentales.Bogotá Afro

El marcado racismo en Colombia se siente más entre quienes se consideran de “raza blanca” y las mal llamadas poblaciones de color, término bastante usado para referirse al hombre de piel negra, no solo en el común de la sociedad, sino desde las mismas castas del Gobierno Central como del Gobierno Distrital.

Muy a pesar de que el Gobierno Nacional y la misma sociedad con pocas excepciones, continúan negando la incrementación del racismo en Colombia, la práctica misma deja sin piso ese endeble esfuerzo por ocultar una realidad que se ve incluso, en los apostolados de la iglesia, donde las posibilidades de encontrar a un cardenal afro son mínimas ante las diversas posibilidades de encontrarlos de piel blanca, y no porque el hombre raizal no tenga vocación para serlo ni la suficiente creencia de la existencia de un Dios, sino que desde muchísimos siglos atrás, hasta el derecho a creer en el mismo Dios de los blancos, les era negado a las poblaciones afrosdescendientes.

La misma estructura del Gobierno Nacional no permite que una persona considerada negra, llegue a ocupar cargos importantes en la Nación como un ministerio, inclusive, ser el máximo comandante de las Fuerzas Militares, donde son escasos los generales de piel negra como escasas son las posibilidades de llevar a un raizal al máximo cargo de la nación por elección popular.

Para justificar esta situación se llegó a argumentar que las personas afro descendientes eran intelectualmente inferiores por naturaleza y que por ello no podían ocupar ciertas posiciones laborales o académicas.

Pese a todas esas imprecisiones, el Gobierno de la Bogotá Humana propuesto por el Alcalde Mayor Gustavo Petro, abre una luz de esperanzas para este tipo de poblaciones tanto indígenas como raizales, ya que en su plan de inclusión las etnias se ven mejor representadas de la misma forma que se ha hecho con poblaciones LGBTI, que han ganado importantes espacios en la sociedad y el Gobierno Distrital desde la apuesta de una campaña a disminuir rechazos poblacionales.Mane Afro

Desde la óptica local, el edil Francisco Castañeda, quien hace parte de la Corporación Pública en la Localidad de Kennedy, quizá junto a las localidades de Suba y Ciudad Bolívar, es donde mayor concentración étnica se puede evidenciar, nos marca la diferencia presupuestal con un antes y un después de la puesta en macha del actual Gobierno Distrital.

Según el cabildante, en administraciones anteriores tenían un rubro específico para el tema étnico, en esta administración lo que se ha buscado es dividir el presupuesto para lograr tener el tema étnico en todos los enfoques de los proyectos de la Junta Administradora Local, para evitar la existencia de un tema étnico central y más bien darle un manejo transversal en todos los enfoques como en salud, primera infancia, en mujer y género y otros enfoques más.

La forma como se planteaba el tema étnico con temas específicos para las comunidades afros, generaba un malestar en los planes de desarrollo, y lo mismo pasaba con el tema de mujer, cuando se especificaban los temas presupuestalmente con rubros especiales para cada enfoque.

El Plan de Desarrollo vigente en esta administración, lo que hizo fue darle transversalidad a los temas afros, indígenas, ROM y al mismo tema de mujeres y géneros, en casi todos los proyectos del Gobierno Local, para garantizar que, sí hay un proceso de salud haya un proyecto de salud con un enfoque diferencial en lo étnico, incluso, que lo puedan defender y ejecutar las poblaciones étnicas como una lógica y ganancia para este tipo de poblaciones.

Para muchos, el racismo es un problema cultural, ya que no se podría decir que existe un racismo entre blancos y negros ya que en Colombia no predomina la raza blanca, más bien es predominante un mestizaje alrededor de un 75%, lo que evidencia una raza interesante entre todas las razas, sin que esto desconozca que exista gente que aún se crea blanca y obviamente discrimina a las poblaciones afro descendientes, sin negar que hay poblaciones afro descendientes que discriminan a las poblaciones consideradas blancas, pero aun así, todo redunda en un problema de entendimiento cultural.

Para Francisco Castañeda, la discriminación se genera también desde el desequilibrio económico que hay entre las clases sociales y entre ese género clasista, las poblaciones afro descendientes son las de marcado déficit económico.

Parte del ejercicio hecho por la Junta Administradora Local de Kennedy y la misma Administración, ha sido evitar que solo se encasille a las poblaciones étnicas en temas específicos alrededor del tema cultural, para reivindicarles el derecho a las etnias a proponer en temas de salud, en temas de mujer, en temas de géneros y en temas de desarrollo económico y otros que les eran vedados, porque al negro, se le encasilla siempre en la danza y la cultura ancestral de sus pueblos.

Francisco Castañeda - Edil de Kennedy

Francisco Castañeda – Edil de Kennedy

Todavía existe una marcada visión en todas las administraciones de encasillar el tema afro única y exclusivamente en el tema cultural, muy a pesar de que hay un científico colombiano afro descendiente en la NASA, también los hay en grandes universidades como Harvard y UCLA, y que son personas pertenecientes a las comunidades afros que no están ligadas exclusivamente al tema de cultura.

Precisamente en alguna ocasión entrevistaron al científico afro de la NASA Raúl Cuero, y él decía que no sabía bailar, que no tenía movimiento rítmico para el baile, pero muchos creen que por ser negro, debía tener esas cualidades y no es así.

Francisco Castañeda, califica ese tipo de encasillamiento como tala mental que se alberga culturalmente en la sociedad, de creer que los afros deben ser muy buenos deportistas o muy buenos bailarines.

Esa tala mental como bien califica el edil a ese tipo de comportamiento, hace difícil la convivencia del negro en muchas sociedades y Bogotá no es la excepción. En la capital el racismo y el encasillamiento se nota hasta en el derecho que tienen los afros a vivir debajo de un techo, ya que para alquilar un apartamento o vivienda, es sometido a muchos cuestionamientos que no son únicos y exclusivos del negro, el caribeño o el llamado costeño.

La cultura doble moralista que es propia de los capitalinos, no permite que se haga bulla ni se escuche música a alto volumen cuando no es el bogotano quien la hace, porque el problema del bullicio y la rumba, es algo muy generalizado y en la capital vive gente muy bullosa y no precisamente son oriundas de las costas pacíficas o del Caribe, pero tampoco podemos esconder, que el bullicio y la alegría, es un comportamiento natural en las comunidades afro descendientes provenientes de las dos costas, por eso es imprescindible que exista un diálogo cultural entre los habitantes que vienen de esos territorios y los habitantes que residen en Bogotá.

Colombia tiene una característica que es el desplazamiento forzado, lo cual ha hecho que muchas poblaciones afrodescendientes lleguen a Bogotá, por tanto, el bogotano en lugar de rechazarlos, lo que debe es lograr que haya un diálogo y un entendimiento entre todas las culturas e intentar convivir juntos en la Capital.

La unidad de criterios entre las mismas poblaciones afros, también ha contribuido en el estancamiento de los avances de estas comunidades en la misma sociedad, ya que la misma pobreza ha llevado a que estas poblaciones sean utilizadas como botines políticos. Así como las poblaciones étnicas se buscan en los territorios para convivir juntas y no sentirse solas, también los políticos los buscan y los utilizan. Quizá los afrodescendientes no han entendido que ellos tienen una capacidad política importante que de haber un candidato afro que lograra reunir y potenciar a todas estas comunidades, por lo menos en Kennedy estarían hablando de unos 26 mil votos, suficientes para contribuir al cambio de percepción que se tiene hacia los afros.

Raúl Cuero, científico colombiano de la NASA

Raúl Cuero, científico colombiano de la NASA

Bogotá ha venido cimentando de manera equivocada en las administraciones anteriores y sus planes de desarrollo, inclusive parte de esta Administración, la idea de que nombrar simplemente a algún afro dentro de la Administración es ya un reconocimiento a esas comunidades, y no es así. Lo que se tiene es que avanzar en darle un manejo transversal al tema étnico en todos los ejes del Plan de Desarrollo Distrital como se hizo en Kennedy, la única localidad que entendió que el tema afro descendiente es un tema de relaciones humanas y que en ese mismo sentido y contexto nos debemos entender, más allá del color de piel o del tipo de sexualidad que practique.

Para John Jairo Quiroga, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Gran Britalia, ese es el sector donde mayor población afro habita en Bogotá, lo cual le ha traído diferentes dinámicas sociales al sector positivas y negativas, haciendo énfasis que la cultura afro es lo negativo en el sector, ya que según él, este tipo de población no ha asimilado la diferencia social y cultural entre la costa y Bogotá.

El líder comunitario dice que la población afro no respeta las leyes ni las normas de Bogotá, llegando a agredir físicamente a la autoridad y a sus vecinos, pero aun así, reconoce que ese mal comportamiento es atribuible a una minoría ya que una gran cantidad de afros aportan a una mejor forma de vivir en sociedad.

Consultada la población afro, coinciden en su gran mayoría que existe una persecución hacia el hombre por el color de su piel, afirman que se les cierran oportunidades laborales, en algunas discotecas les prohíben el ingreso, cada vez es más difícil adquirir en arriendo un apartamento donde vivir por el solo hecho de pertenecer a una región y ser parte de las comunidades afro descendientes.

1Pese a que 2011 fue declarado el Año Mundial de los Afro descendientes, fue uno de los años que más escándalo arrojó en el tema racial en Bogotá. No podemos olvidar el triste episodio de la joven chocoana de 22 años Liliana Ramírez, quien llegó desplazada a Bogotá y en declaraciones a El Espectador dijo: “Cuando uno dice que es negro, responden directamente que a los negros no les arriendan”.

Foto: El Espectador

Foto: El Espectador

A esto se suma el célebre letrero ubicado en el barrio Santa Rita de Suba que es uno de los tantos que hay en la ciudad, que al pie de la letra dice: “”Se arrienda apartamento, pero no a negros”.

Este tipo de situaciones han sido denunciadas públicamente y de oído al Gobierno Nacional, pero hasta la fecha la discriminación sigue campante porque no hay una política sincera y comprometida del Gobierno Nacional por erradicar pensamientos racistas en el país.

2En 2007 el presidente de la Asociación Nacional Afro descendientes Cimarrón, Juan de Dios Mosquera, denunció que el 95% de las personas de raza negra en Bogotá viven en arriendo, de las cuales un 60% viven en un inquilinato, según él, las cifras hablan solas frente a las dificultades humanitarias que atraviesa la población afrodescendiente por su condición racial.

3El portal Pacífico Colombia denunció en Octubre de 2010 que: “aunque mayoritariamente los maestros y las maestras no se auto reconocen como racistas y no consideran que el color de la piel sea una forma de identificación de las personas, utilizan expresiones, términos y vocablos referidos al color de la piel, con una importante carga racista no identificada pero sí naturalizada”.

El mismo portal denuncia que los niños afrodescendientes, siguen siendo objeto de prácticas racistas en Bogotá, situación que no ha mejorado mucho, ya que hasta la fecha se conocen casos de niños afros que han abandonado el colegio por discriminación y amenazas de matoneos.

Grupo cultural los Hijos de Obatala - Directora Gladys Valoyes

Grupo cultural los Hijos de Obatala – Directora Gladys Valoyes

Sin embargo el Gobierno de la Bogotá Humana, hace considerables esfuerzos para erradicar estas prácticas racistas de los colegios. El 21 de Marzo del año anterior la Secretaría Distrital de Educación conmemoró el Día Mundial contra el Racismo, con un seminario denominado “Por una educación libre de discriminación, del reconocimiento formal a la garantía real”, en la Biblioteca Virgilio Barco.

Es de anotar también, que esa fecha fue escogida por las 4Naciones Unidas en conmemoración de una masacre cometida en Sudáfrica por la policía contra una manifestación que se oponía a las leyes del apartheid. A la vez, simboliza el compromiso de los Estados Parte por acabar con toda forma de xenofobia y racismo.

Esto apenas es el comienzo de una investigación que me impulsa hoy a contribuir en la erradicación del racismo y toda práctica de homofobia y xenofobia, que de una manera u otra, han contribuido a la violencia en todos los géneros en muchos países, pero que Colombia no es la excepción.

Tenemos que empezar por aceptarnos unos a otros, respetar nuestras creencias, culturas y religiones, ya que nadie se debe condenar por su opinión y reconocer la existencia de los demás, ya es un punto importante para el entendimiento.

Para contribuir a mejorar la percepción frente al marcado racismo, la Administración del Distrito Capital, ha suscrito con NEXOS Municipales a través del IDPAC el Convenio 838 de 2011, con el cual se busca que las comunidades interactúen entre sí a través de redes sociales, cuyos actores principales son las mismas comunidades las cuales se encargarán de enredarse en un gran tejido social a través del voz a voz buscando no solo compartir inquietudes y necesidades, sino convertidas en gestoras principales de sus propias soluciones desde sus mismas acciones propositivas.

Para facilitar la tarea, el Convenio 838 de 2011 dispone de algunas herramientas necesarias que sirven como órganos consultores para las comunidades. Una de esas herramientas es la que nos permite contar en cada localidad mínimamente con dos Reporteros Promotores que sirven de enlaces principales para enlazarnos en la red, asimismo se cuenta con un portal interactivo donde cada individuo u organización puede registrarse y hacer visible no solo a su comunidad, sino que podrá interactuar con otros sectores en la búsqueda de soluciones que permitirán crecer como comunidad y como red social en el Distrito, por eso es fundamental ingresar a REDES BOGOTA para acrecentar lazos de hermandad y conocimientos.

Por: Nelson Armesto Echavez

Reportero Promotor Convenio 838 de 2011

NEXOS Municipales

Fuentes:

Francisco Castañeda Ravelo – Edil de Kennedy – Movimiento Progresistas

John Jairo Quiroga – Presidente Junta de Acción Comunal Gran Britalia

1 El Espectador

2 Caracol

3 Pacífico Colombia

4 Bogotá Humana

Fotos:

Essehomo Uhuru

Patio Bonito Al Día

Lourdes Revelo

El espectador

DE UN SOLO CLIC SOBRE LA IMAGEN INGRESA Y AFILIATE A LA RED SOCIAL MÁS PROMISORIA E IMPORTANTE DE BOGOTÁ

Convenio 838 de 2011

Anuncios

2 comentarios el “Desarrollo integral y derechos de las etnias afros en Colombia

  1. Saludo Nelson Armesto estoy de acuerdo con tu escrito, te cuento que el presidente del Consejo Distrital de Danzas es afrodesendiente y acabamos de incluir en el consejo a Nelly Murillo gran conocedoras de la legislación cultural de su sector debemos ser más incluyentes..

    Me gusta

Tu opinión es la huella de tu visita. Déjala AQUÍ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s