En Colombia y Bogotá es más fácil robarse los dineros públicos que sacar dinero para pagarle a los empleados oficiales

Empleados oficialesNo hay un día en Colombia ni en su capital Bogotá, que la noticia del día no tenga que ver con hechos de corrupción y robo al Tesoro Público por parte de funcionarios del orden nacional, distrital y municipal.

Hay escándalos de corrupción diariamente donde es evidente la forma fácil de sustraer los dineros públicos para ponerlos en las manos mañosas de los particulares que han vivido del desfalco irracional de los dineros oficiales.

Elevadísimos sueldos a congresistas y concejales para dormir y despertar por cada pupitrazo dado por sus colegas a la hora de aprobar leyes y acuerdos que favorecen al mandatario de turno y luego piden echarlos para atrás, durante los periodos en que el gobernante no es de sus afectos políticos.

Sobre costo exagerados para adquirir bienes e inmuebles para la Nación y el Distrito, como ocurrió recientemente con las motos para la Policía Metropolitana adquiridas por el Fondo Nacional de Vigilancia.

Despilfarro en la salud tanto en la Nación como en el Distrito, robo a la Capital Colombiana a través de la familia NULE en el carrusel de la contratación, robo a través de Inverbolsa, el caso de Agro Ingreso Seguro y, seguramente no terminaríamos hoy tratando solamente de destacar los casos más sonados en los últimos cinco años, y los pocos responsables e investigados gozan de todos los privilegios en su prisión domiciliaria.

Pero lo triste en esta situación, es que a los empleados oficiales tanto de la Nación como del mismo Distrito, les pagan una miseria y por efecto de la famosa Ley de Contratación, antes de posesionarse les exigen pagar por adelantado pensiones, cesantías y régimen de salud, algo bastante difícil para personas de escasos recursos que vienen con un desempleo de hasta más de 3 años, y por obvias razones sus líneas de crédito están cerradas. Todos se echan la culpa, pero la verdad es que nadie hace algo por buscar remediar este tipo de situaciones.

Otro caso aberrante es la falta de pago a que tienen que someterse muchos empleados oficiales a nivel nacional y distrital, que a muchos de ellos se les adeuda hasta 4 meses y la solución no pasa a ser más que un discurso del mandatario de turno.

Las denuncias por falta de pago las hacen en casi todas las entidades como los operarios de la línea 1, 2, 3, empleados de la salud, empleados oficiales en todas las dependencias de la Nación, Gobernaciones, Municipios y en la misma Alcaldía Distrital lugar donde debería ser la última parte donde sucediera por la formación política del Alcalde Mayor Gustavo Petro.

EN LA LOCALIDAD DE KENNEDY

Los funcionario contratistas de la Alcaldía Local de Kennedy se vienen quejando que desde hace cuatro meses no se les paga salario, convirtiéndose esto en una situación desesperante para el funcionario, sobre todo para esos que ganan solo un poquito más de un salario mínimo.

Como pretexto para no pagarles, les devuelven los documentos que llaman informes hasta por una coma, y si no lo radican en la fecha precisa, corren el riesgo que su pago se les atrase dos o tres meses, olvidando que en derecho universal a todo el que trabaja hay que pagarle.

Algunos culpan a la Secretaría de Gobierno ya que presuntamente con una directiva de ese Despacho, se solucionan las cosas, otros culpan a la Ley de Contratación, todos se comprometen, pero no se soluciona nada.

Y seguramente a los empleados que se les debe hasta cuatro meses, terminarán recibiendo solo un mes y con ese dinero tras de que no les alcanza para cubrir sus deudas adquiridas por obvias razones, les toca sacar dinero para pagar sus obligaciones con la salud, pensiones y cesantías, de lo contrario no podrán recibir el siguiente pago.

Todo es cuestión de letra menuda, todo es cuestión de un legalismo estéril que no aplica cuando se van a robas las millonarias cifras del estado. Tal vez si se fuera minucioso para cancelar a los contratistas que se roban grandes sumas de dinero, no estaríamos registrando diariamente tanto escándalo por corrupción.

Pregunten si a los congresistas y a los concejales como a los jefes de despacho de la nación, gobernaciones y distrito les atrasan el pago de igual manera. Solo hagan la pregunta por curiosidad.

Y es lógico que esos panzones jefes de despacho no se preocupen por buscar soluciones, pues ellos, aparte de ganar varias veces triples más que los empleados común y corriente, están cogidos de la mano de quienes les pasan la mordida por cada contrato millonario que exprimen del estado.

No más atropellos contra el trabajador raso, no más populismos, discursos y más bien busquen soluciones rápidas respetando los derechos laborales de las personas.

Por: Nelson Amesto Echavez

VER AQUÍ VIDEO

-Este es un espacio de opinión destinado a visitantes, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas, pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan este espacio destinado para este fin por Patiobonitoaldia.com – Tú opinión es importante para nuestro análisis. Déjala sin ofensas.

Anuncios

Un comentario el “En Colombia y Bogotá es más fácil robarse los dineros públicos que sacar dinero para pagarle a los empleados oficiales

Tu opinión es la huella de tu visita. Déjala AQUÍ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s