Un congreso de una sola cámara le saldría más barato al país

Está plenamente demostrado que quienes más ganan en Colombia, son quienes más daño le hacen a la nación, y son precisamente los integrantes del órgano legislativo que más ha servido de inspiración en estos días, para las más cómicas caricaturas.

Que un Congreso es necesario como una forma de evitar una dictadura es tan cierto como la corrupción que inunda al Capitolio Nacional, pero también tendremos que analizar, si un congreso dedicado a aprobar leyes tras leyes sin leerlas, a pupitre limpio y sin el mínimo grado de contradecir al gobierno de turno que les unta las manos, no nos ha mantenido en una dictadura disfrazada de democracia.
Todos los gobiernos han hecho del país lo que se les ha venido en gana con el silencio cómplice de todo el congreso, sin excepción, porque aquí hay oposición a conveniencia, además porque a la misma clase política le interesa hacer creer, que hay quienes piensan diferente, pero en la práctica no es así.
Colombia es de los países, sin pecar de exactitud, que más legisladores tiene para el mantenimiento de los que ellos llaman democracia, y en ese zoológico nacional convergen todas las fuerzas políticas existentes llamadas oficialistas y opositores, y es posible que esté equivocado, pero no he conocido al primer congresista de izquierda dando un gran debate para que le bajen el sueldo a esos sinvergüenzas, pero si he visto a muchos de ellos dándose golpes de pecho en la reivindicación de los derechos del pueblo. Reitero, es posible que haya sucedido alguna vez, pero muy superficialmente tal vez, porque un debate de esos no tiene ni les conviene darles trascendencia, si lo han hecho, seguramente es para dejar constancia para contrarrestar o debilitar artículos como estos.
Los profesores salen a paro por sus reivindicaciones populares, los empleados de la justicia salen a protestar por salarios justos, a la salud por falta de salario la paralizan seguido, pero nunca hemos visto a los congresistas ni a sus UTL saliendo a protestar por falta de salario o por atrasos en sus pagos, pero si vemos a muchos abanderados de esas causas sociales, recogiendo firmas para revocar leyes, solo para cobrar políticamente errores como el cometido por quienes aprobaron la reforma a la justicia, pero sería bueno que esos “mártires” convocaran a exigir que se les rebaje el sueldo como congresistas y, que con los miles de millones sobrantes, les nivelen justamente el sueldo a los empleados oficiales de Colombia.
Hay empleados del Congreso que ganan más que cualquier funcionario del país, incluso, aquellos que solo van una vez al mes a cobrar, porque nunca trabajan, y son la mayoría los recomendados de los alcaldes y políticos de pueblos, que cobran de esa forma el voto a favor de cierto congresista. Son testaferros que ponen como empleados del Congreso que prestan sus nombres para cobrar una mensualidad, la cual se reparte entre los políticos que apoyan a determinado congresista.
Imaginémonos, cuánto dinero se ahorraría la nación si, hubiesen menos congresistas, menos empleados entre asesores y testaferros que hacen parte del Congreso Nacional.
Yo creo que es por ahí dónde tendríamos que empezar una revocatoria tendiente a ahorrarle dinero al país, empezando por rebajarles más del 50% del sueldo a esos ladrones  que han hecho que la Real Academia de la Lengua, le dé un significado diferente a la palabra “honorable”, es que son tan descarados, que hasta por ley decidieron hacerse llamar así esas ratas inmundas.
Para hacer lo que hacen esos sinvergüenzas a parte de crear leyes para proteger sus actos delincuenciales y desangrar a la nación, con unos 70 congresistas en una sola cámara, es más que suficiente. Prueba de ello fue la Asamblea Nacional Constituyente del año 91, además porque un congreso de una sola cámara le sale más barato al país.
La primera prueba de sensatez que deben hacer los congresistas “honestos”, o sea los que se hacen llamar de izquierda u oposición, es aprovechar este momento de efervescencia, para convocar una recolección de firmas con miras a reducir el número de congresistas, una sola cámara y muerte política para todos los “honorables” que apoyaron la reforma a la justicia.
Claro que eso no lo van a hacer pese a lo honestos y abanderados de las grandes luchas sociales, simplemente porque también son parte de la clase política colombiana, y la clase política colombiana, es de lo más corrupto que se puede encontrar por cualquier rincón de Colombia.
Por: Nelson Armesto Echavez
Director Informativo PBAD
-Este es un espacio de opinión destinado a visitantes, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan este espacio destinado para este fin por Patiobonitoaldia.org – Tú opinión es importante para nuestro análisis. Déjala sin ofensas.
Anuncios

Tu opinión es la huella de tu visita. Déjala AQUÍ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s