Naciones Unidas pide a G 20 garantizar el derecho alimentario de los pueblos indígenas

El Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pidió a la Cumbre de Líderes del G20, que se reunió en Los Cabos, los días 18 y 19 de junio, incluir en su agenda, el derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria de los pueblos indígenas.

Dalee Sambo, Inuit de Alaska, y Saúl Vicente, Zapoteca, de Oaxaca, en representación del Foro Permanente, resaltaron, la importancia de que los Jefes de Estado tomen como suya estas recomendaciones emanadas de esta entidad de Naciones Unidas durante su 11ª sesión realizada en el mes de mayo de este 2012.
Durante la reunión que sostuvieron con Juan Manuel Gómez Robledo, Subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, por parte de México – país que presidió por primera ocasión el G-20—subrayaron la necesidad de que se tomen en consideración las resoluciones de Naciones Unidas en particular el referente al derecho a la seguridad alimentaria de los pueblos indígenas.
En su exposición de nueve puntos, el FP asegura que el derecho de los pueblos indígenas a la alimentación y la soberanía alimentaria está vinculado de manera indisoluble al reconocimiento colectivo de los derechos a la tierra y los territorios y recursos, la cultura, los valores y la organización social.
De ahí apuntan Dalee y Saúl Vicente que el derecho a la alimentación depende del acceso a sus tierras y a otros recursos naturales en sus territorios, así como de su control.
Los especialistas indígenas advierten que el desplazamiento, el desarrollo de recursos como la minería, el monocultivo, los desastres naturales y otras actividades repercuten en la soberanía alimentaria.
Para las Naciones Unidas, el artículo 10 de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas es pertinente para la soberanía alimentaria porque sin el acceso a los bosques, los océanos, los ríos, los lagos y las tierras para el cultivo y la sostenibilidad de las fuentes de alimentos es imposible alcanzar la soberanía alimentaria.
Los niveles de hambre y malnutrición en los pueblos indígenas a menudo son desproporcionadamente mayores que los de la población no indígena y, aun así, a menudo no se benefician de los programas elaborados para luchar contra el hambre y la malnutrición o promover el desarrollo, enfatiza en FP.
Si bien, indican, el Foro Permanente acoge con beneplácito las reformas jurídicas y las políticas aplicadas en algunos Estados para reconocer el derecho de los pueblos indígenas a la alimentación y la soberanía alimentaria, llama a los países que aún no lo hacen, adoptar las medidas necesarias para este reconocimiento.
Los representantes del Foro, solicitaron al G-20, tomar medidas a fin de impulsar la capacidad de los pueblos indígenas para fortalecer sus sistemas tradicionales de alimentación, así como reconocer a los territorios indígenas para que puedan llevar a cabo actividades alimentarias productivas.
Tanto Dalee Sambo como Saúl Vicente, destacaron, que la Declaración en cuestión, prohíbe a los Estados realizar todo acto que tenga por objeto o consecuencia desposeer a los pueblos indígenas de sus tierras, territorios o recursos.
Al Foro Permanente le preocupa el desfase entre la aplicación de los derechos legalmente reconocidos y la realidad, apuntaron los expertos indígenas.
Y advirtieron el riesgo de que los Estados nieguen el derecho a la alimentación, porque ello conlleva a una discriminación sistemática de los pueblos indígenas.
El Foro Permanente celebra la aprobación de las Directrices voluntarias de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional.
Sugieren a la FAO establecer asociaciones con los pueblos indígenas para la ejecución de las políticas y las directrices con el propósito de promover los derechos de tenencia seguros y el acceso equitativo a las tierras, las pesquerías y los bosques como forma de erradicar el hambre y la pobreza, apoyar el desarrollo sostenible y mejorar el medio ambiente.
Otro de los puntos que los enviados del Foro Permanente expusieron al G – 20 es lo estipulado en los artículos 25 a 36 de la Declaración de las Naciones Unidas al respecto, que establece la obligación de los Estados a defender el derecho al consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas y evitar, minimizar y decidir sobre los conflictos relativos a las tierras que surjan por las actividades de las industrias extractivas, los proyectos hídricos, energéticos y de infraestructura a gran escala y las inversiones agrícolas.
Dalee Sambo y Saúl Vicente pidieron además a México sus buenos oficios para que tanto la FAO como el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) den una atención y apoyo especiales a la soberanía alimentaria.
En su participación inaugural, el Presidente de México, Felipe Calderón resaltó la importancia de encontrar políticas para mitigar los efectos adversos del cambio climático y de la volatilidad de los precios de los alimentos y materias primas, para evitar el impacto en sectores de la población de bajos recursos.
Por: Genáro Bautista – México
-Este es un espacio de opinión destinado a visitantes, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan este espacio destinado para este fin por Patiobonitoaldia.org – Tú opinión es importante para nuestro análisis. Déjala sin ofensas.
Anuncios

Tu opinión es la huella de tu visita. Déjala AQUÍ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s