Personería Distrital pasa cuenta de cobro al primer funcionario del Distrito que atacó a la corrupción

Guillermo Alfonso Jaramillo – Visitando hogares humildes
Este país es un caso no especial, es súper especial, y cada vez me convenzo más, que los colombianos somos especialistas en borrar nuestra memoria a veces por un normal apagón, pero en la mayoría de las veces la borramos cuando recibimos un mercado, una beca, un contrato o  nos aprueban un proyecto social.

Hace poco el actual Secretario de Salud y mejor funcionario indiscutible de la actual administración, Guillermo Alfonso Jaramillo, le dijo a Bogotá que la salud había sido víctima de los más grandes ladrones de cuello blanco sin excepción alguna, y peor, con el silencio cómplice de los órganos de control.
Todavía está en la retina de los bogotanos las difíciles imágenes de desatención en el hospital de Meissen y otros centros hospitalarios, donde la corrupción enquistada desde muchísimas administraciones anteriores, hicieron de las suyas.
Sin embargo la Personería con tantas deficiencias administrativas, no solo a nivel Distrito sino a nivel nacional, precisamente quiere involucrar como responsable al Secretario de Salud Guillermo Alfonso Jaramillo, del caos que viene viviendo la salud no solo en Bogotá, sino en toda Colombia, gracias a la herencia que le entregó a los nacionales el señor Álvaro Uribe Vélez, a través de la famosísima ley 100.
Según la Personería de Bogotá, se han encontrado debilidades en planeación y direccionamiento presupuestal como ausencia de políticas de mejoramiento en la prestación del servicio de urgencias.
Claro que hay ausencia presupuestal, pero no por culpa del actual Secretario de Salud, sino por culpa de esas ratas que hicieron parte de administraciones anteriores, representadas en partidos políticos de los que seguramente es muy afecto el Personero Distrital.
Por primera vez un funcionario de salud en Bogotá destapa semejantes ollas podridas donde se cocinó hasta deteriorarse todo el sistema de salud en el Distrito, y ahora viene la Personería a pasarle cuenta de cobro.
La Personería debería estar preocupada, porque la Fiscalía logre llevar tras las rejas a esos delincuentes consentidos, que se robaron descaradamente el presupuesto de la salud en vez de estar inculcando guerra psicológica en un funcionario que por lo menos hizo, lo que nunca habían hecho órganos de control como la Personería y la Contraloría, cuando las ratas se comían todos los recursos destinados para la salud de los pobres en Bogotá.
Que hay deficiencia en la salud, pues claro que sí, la atención es pésima, pero también sabemos que eso no es culpa de esta administración, además que para mejorar el servicio de salud, tenemos que empezar por mirar dónde están los recursos, además de trabajar por derogar la Ley 100, pero vigilando cualquier reforma que a ésta, le haga el Congreso.
El doctor Guillermo Alfonso Jaramillo, no debe bajar la guardia ante este amedrentamiento, que no busca otra cosa que debilitar al funcionario para que no siga destapando ollas podridas que debería ser la función de un órgano de control menos politizado, como lo es la Personería Distrital. 
Por: Nelson Armesto Echavez
Director Informativo PBAD
-Este es un espacio de opinión destinado a visitantes, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan este espacio destinado para este fin por Patiobonitoaldia.org – Tú opinión es importante para nuestro análisis. Déjala sin ofensas.
Anuncios

Tu opinión es la huella de tu visita. Déjala AQUÍ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s