El ingrediente político detrás de la protesta social

Hoy volvemos con renovados bríos a poner el dedo en la llaga en otro tema bastante espinoso, y que seguramente volverá a despertar la ira santa de los adalides de la democracia en Colombia, como es el atrevernos a tocar el tema de los bloqueos y marchas, cuyo ingrediente principal es el tinte político, no de quienes se suman a la marcha, sino de quienes logran infiltrarse en ellas para liderar los procesos y terminar robándose el deseo y las ganas que tiene el pueblo para reivindicar sus derechos.

Nos sentimos de más satisfechos cuando logramos parte de nuestro objetivo cuando nos atrevimos a escribir el artículo – Mujeres cometieron abuso sexual contra menores en la “marcha de las putas”? -, logramos abrir el debate, lástima que no tuvo altura sino para las descalificaciones y los entredichos, porque los ofendidos, o mejor, “los tocados”, no tuvieron una tesis seria para rebatir lo escrito.
Y nos sentimos satisfechos porque logramos comprobar que la bien alcahueta frase “Libertad de expresión”, no es más que un comodín utilizado para manipular el mismo derecho a expresarnos cuando el interés particular lo imponen por encima del interés común.
Muchos de los poquitos que se atrevieron a enjuiciarnos por haber escrito lo que escribimos a propósito de la “Marcha de las putas”, seguramente han salido a protestar en defensa de la libertad de expresión, que en esta ocasión no los dejó ver la viga en sus ojos por estar pendiente al sucio en el ojo ajeno.
Fuimos reiterativos en el no apoyo en mínimo porcentaje de la agresión física contra las mujeres, porque nada justifica la violencia contra ellas como tampoco en un país de igualdades, nada justifica la violencia contra los hombres.
Reiteramos nuestro apoyo a organizaciones, fundaciones y corporaciones sociales, y dijimos que son necesarias, pero no por eso le vamos a aplaudir todos sus actos, simplemente porque siendo Colombia un país tan católico tenemos como muestra un botón que no todos los Santos son buenos, bien sabrán interpretar lo que queremos decir.
Ha sido costumbre nuestra antes de escribir, consultar con nuestros miles de visitantes que nos avalan con casi 3 millones de visitas, consultamos con nuestros amigos, consultamos los sentimientos de la gente común y corriente, para no ir en contravía del querer popular.
En esta ocasión no fue la excepción. Consultamos la opinión de muchas mujeres, y no hubo una que no estuviera de acuerdo con que a la marcha le quitó seriedad el haberse desnudado en plena vía pública, porque en un país tan conservador como el nuestro, la mayoría de las madres les tapan los ojos a sus hijos para que no vean las partes íntimas de los adultos sin previo consentimiento.
Para nosotros el que las mujeres se hayan desnudado en su protesta, nos parece algo más que normal. Lo que no es normal y en eso nos tendrán que excusar, y es que no apoyamos que a la urticaria crónica en el pobre se le llame carranchín y en el rico se le llame alergia.
Aquí el debate es si en Colombia es o no delito, mostrar las partes íntimas públicamente a los menores de edad, o si se configura el delito de acuerdo al personaje o la corbata.
No podemos olvidar que en Colombia un hombre del común fue condenado si mal no recordamos, a 4 años de prisión por tocarle las nalgas a una mujer mayor de edad, pero al mismo tiempo un cantante famoso fue exonerado de toda culpa después de tocarle las partes íntimas a un menor de edad. 
Sobre el tema anterior hubo más que suficiente ilustración, por eso vamos a ahondar brevemente en el tema del ingrediente político detrás de la protesta social.
Creemos que la protesta de ayer en Banderas contra el mal servicio de Transmilenio, era más que justa y necesaria, todo ese tipo de protestas tienen nuestro irrestricto apoyo, lo que no apoyamos es, que la “espontaneidad” de la protesta se haga precisamente arrancando la administración de Gustavo Petro.
Y en eso sí la administración Progresista en Bogotá, está obligada a escuchar milimétricamente toda inconformidad ciudadana, sencilla y llanamente, porque todos los medios de comunicación estarán buscando el más mínimo hueco y puente en mal estado, para mostrarlo como la hecatombe nacional. Lo raro es que antes de Petro, tantos huecos no existían. 
Con esto no estamos exhortando a la administración a no hacer lo que las otras no hicieron, simplemente estamos diciendo, que en 2 meses que lleva esta administración, no va a solucionar lo que otras no hicieron en 12 años. Tampoco estamos diciendo que nos quedemos callados. Protestemos, exijamos, pero hay que hacerlo con unos criterios claros.
Nosotros creemos que Transmilenio no solo en Banderas, es un florero de Llorente más de los tantos que aparecerán, porque el pueblo está mamado de tanta injusticia, pero también está mamado que de sus luchas se terminen beneficiando los agitadores profesionales, que logran robarse las banderas de las luchas populares.
No vamos a referirnos a todos los que seguramente liderarán la negociación sobre el particular con el Gobierno Distrital, pero cuando hablamos, cuando escribimos, es porque tenemos fundamentos, de lo contrario nos callaríamos.
Vimos ante los medios de comunicación, dando declaraciones en nombre de quienes usamos Transmilenio, a uno de los que lideró los procesos de Tierra Buena. 
Nosotros y mucha gente en Tierra Buena, se siente defraudada por los resultados obtenidos hasta ahora por los manejos que se le dieron al tema de inundación de ese importante sector, que todavía sigue a la espera de respuestas serias, que garanticen que no volverán a vivir una tragedia igual a la que ya vivieron en Diciembre pasado.
Muchas son las especulaciones que hay sobre los criterios de ese personaje. Nosotros no vamos a mencionarlas porque no nos consta nada,  no tenemos nada con que acusarlo formal o informalmente, por eso ni siquiera diremos su nombre porque tenemos que acogernos a la autorregulación, y nada nos da derecho a mancillar el buen nombre de las personas.
Lo que sí podemos afirmar, es que en Tierra Buena no se logró ni siquiera, quitar el estigma de tierras inundables para que por lo menos los predios vuelvan a retomar su valor comercial.
Por eso nosotros como usuarios de Transmilenio no podemos callarnos si en nuestro nombre se toman la vocería personas que ya han estado liderando procesos similares, sin resultados hasta ahora que beneficien a la comunidad.
Nosotros agradecemos esos “buenos gestos”, pero estaríamos más agradecidos, si se hacen a un lado y se dedican a terminar los procesos anteriores antes de hacer pensar que buscan intereses propios liderando nuevos procesos, creyendo tener más saliva para tragar más harina que otros.

¿Cuántos de los que lideraron y participaron en la protesta sabiendo que ese es el resultado de Peñalosa volvieron a votar por él?

Anuncios

Tu opinión es la huella de tu visita. Déjala AQUÍ

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s